31
Mar
12

El amor


Sí, vinieron. Y no estaban interesados en nuestra tecnología ni en nuestra cultura. Sólo les interesaba el amor. Querían estudiar el amor porque su fisiología no es sexual, ni mínimamente similar a la reproducción a través de la relación entre individuos. Se reproducen a través del tiempo o algo así. O sea de jóvenes ponen huevos y cuando están a punto de morir los fecundan o algo así. El caso es que les interesaba el amor. La química del amor, el amor en todas sus dimensiones.

 

Durante años, tal vez siglos estudiaron parejas. Matrimonios, amores prohibidos, novios, amantes, maridos, hermanos incestuosos, prometidos, de distintas épocas de distintas etnias, de todos los lugares del planeta. En silencio. Durante eras completas.

 

Sí es verdad que vinieron y raptaron a personas. Raptaron a dos. Una pareja de Ciudad de Salvador. Los secuestraron desde su nave espacial una noche de verano. Según sus estudios y mediciones, eran la pareja que más se amaba de toda la historia de la humanidad. Los metieron en una caja donde cabían justos los dos, abrazados, desnudos. Los alimentaban con aire nutritivo, de manera que ellos procesaban el cien por cien de su alimentación y no necesitaban evacuar. la hidratación también era por vía aérea, o cutánea. Por lo demás encendían la luz de día y la apagaban de noche. Y así estuvieron metidos los dos el uno junto a el otro seis años. Seis. Se peleaban, se agredían. Durante un tiempo ella le ignoró completamente (cuatro meses) actuando como si no existiera. Durante un tiempo el la trató como si fuera una perrita y solo le silbaba y le gritaba que se sentara (cosa que era absolutamente imposible). Ella estuvo llorando once días sin parar. El se desmayó durante dos días, y tuvieron que administrarle medicamentos vía aérea, o cutánea. Ella le llamó con el nombre de su padre durante medio mes, y él tuvo una extraña regresión a su época infantil. En los seis años hicieron el amor sesenta y dos veces. Quitando eso su salud física fue buena. Su salud mental del todo perjudicada. Se acabaron odiando. Completamente. O eso decidieron ellos. Su estudio concluyó que la fuerza del amor más perfecto del mundo era más bien débil y carente de toda trascendencia cósmica. Les soltaron.

 

Los científicos que creyeron el relato les hicieron toda clase de pruebas, pero siempre en hospitales separados, porque ellos no quisieron ni siquiera volverse a ver. Al menos durante los dos primeros años. Después ella volvió a buscarle, y él la echó a patadas. Ella se suicidó, y él tuvo unos meses después un ataque al corazón.

 

 

Aunque pueda parecer que no, se trata de un relato muy muy antiguo, del 2004.  Pero con rabiosa actualidad, dedico este post al maestro Vigalondo, deseándole lo que de verdad se merece con su última aventura: el éxito rotundo y unánime!!!!



0 Responses to “El amor”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Síguenos también en Facebook

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 22 seguidores más

marzo 2012
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Archivo


A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: