25
Mar
11

como levantar tu estudio de animación

… o terminar tu cortometraje sin morir en el intento.

Quiero volver con este post, historietas y soflamas aparte, al cometido de contar los entresijos de la producción de un cortometraje de animación e integración 3d. Repasemos un poco la historia

No, no hace falta irnos tan tan atrás. Vayamonos a un punto en el que Gerardo y yo nos planteamos hacer un buen largometraje de animación en España, sobre la idea de los amigos imaginarios. Un concepto con muchas posibilidades, y una buena disposición a convertirse en un largo de integración… esto es, cuarenta minutos de película de animación calidad Pixar dentro de un largometraje de imagen real de una hora y media, con una complejidad de rodaje bastante contenida. Una buena fórmula.

Después de hacer un teaser de cinco minutos y visitar todos los despachos de España, sin resultado ninguno, decidimos embarcarnos en Mad y Bad, una serie divertida sin pretensiones. Animados de nuevo por el éxito de la serie, retomamos nuestro Viaje Imposible, esta vez convertido en un corto de detectives. Una especie de secuela piloto de lo que será el largometraje en sí. Pero esta vez lo hacemos bien, y por nuestros propios medios.

Han pasado tres años desde el final del párrafo anterior, y el cortometraje de cerca de veinte minutos aún no está terminado. Casi casi. Pero no está terminado. Una odisea de render, posproducción y aún más, distribución y promoción se cierne aún ante nosotros. Estas son algunas conclusiones:

  • Producir sin medios en un infierno. Benditos son los que te ayudan, creen en el producto, lo apoyan… algunos se comprometen hasta unos niveles asombrosos… pero los que en general pasan de tú culo se cuentan por millones. Algo no cuadra en un panorama donde nos quejamos todo el rato de lo mal que está todo, y cuando alguien hace algo, le apoyamos poco. La pregunta es ¿cómo deben hacer los emprendedores que no tienen medios para llevar las ideas a cabo? ¿Es imposible sin más?. Aquí van dos ejemplos valientes de cortos producidos con muchísimo esfuerzo, de algunos compañeros. Nominado y ganador del Goya de animación respectivamente.

Este es el trabajo de un compañero Carlos Álvarez realizado en un tiempo verdaderamente récord:

  • Hoy por hoy, la medida de complejidad de nuestro proyecto es excesiva. Según a quien le preguntes (producción, dirección técnica…) un desatino. Para mí, es cierto que el corto estaba pensado para quedar de un ocho para arriba, y creo que nos hemos quedado en el seis. Teniendo en cuenta que el diez es Pixar, podemos pensar que no está nada mal. Pero está claro si el resultado tuviera que ser proporcional al esfuerzo, debería ser el mejor cortometrae del mundo.
  • Aprender a producir y realizar solo se aprende produciendo y realizando. Y cuanto más haces más aprendes. Y esto es un fenómeno tan importante que define la comunicación entre “especies”, y aún más, define la calidad de una industria completa. No hay buenos profesionales si no pueden aprender produciendo.

Aquí podéis ver la cortinilla de Animadrid que estudiantes de animación de la Ecam hicieron en 2008. Entre ellos Miguel Santín, compañero de producción, y colaborador de Blue y Malone

  • La producción de un corto es solo la punta del iceberg. El trabajo después para promocionarlo, distribuirlo, publicitarlo, y en definitiva, hacer que llegue al público, es un trabajo enorme, que se debe contemplar directamente desde el plan de producción más primitivo, desde el germen del corto. Extensivamente, en la creación de productos que pretenden ser plataforma para crear industria, el trabajo en reuniones y despachos es descomunal. El impulso creativo es solo un paso, de muchísimos otros. El reto es que estos no destruyan a aquel.

Aquí podéis ver dos de los bocetos-maqueta de cartel “Work In Progress” que estamos comenzando a trabajar con Diego Varela. Pronto podréis ver los acabados definitivos

  • La animación vive un momento paradójico. Desde Pixar y sus dos grandes implementaciones, a saber, los guiones de criterio más adulto (que no de público) y el movimiento de las cámaras, la animación atrae muchísima atención de público y profesionales que se interesan por esta técnica (que no género, como dice el bueno de Manuel Cristobal) que se plantean migrar, o conocer, que se maravillan desde luego por sus posibilidades y su poder de convocatoria. Y sin embrago, todavía hay muchísimos prejuicios.  Os dejo con el trailer español de Toy Story 3, nominada a los oscar como mejor película.

Para mi esta película es la prueba de que con cualquier personaje se puede contar cualquier tipo de historia para cualquier público, y todo en los mismos 90 minutos. La animación es una técnica audiovisual del que solo estamos empezando  a ver sus posibilidades. Me gustaría saber qué hubieran hecho Billy Wilder o Hitchcock en Pixar


1 Response to “como levantar tu estudio de animación”


  1. marzo 31, 2011 a las 9:46 am

    Animoooooooooooo a todos Abrahammmmmm!!

    Un abrazo!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Síguenos también en Facebook

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 22 seguidores más

marzo 2011
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Archivo


A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: