11
Feb
11

zapatero a tus zapatos

Me gustaría mucho hablar de Egipto, pero no debo. He criticado mucho a actores o cantantes o futbolistas que utilizan su dimensión pública para opinar de forma preescriptiva sobre asuntos que nada tienen que ver con su fama, a veces con muy buenas intenciones.

No voy a usar un blog sobre como se hace un cortometraje de animación para hablar de Egipto. Voy a comentar tres cosas de nuestro cortometraje de animación.

La primera es que la idea de un cortometraje es una brújula en los momentos difíciles y las decisiones, por muy concretas o abstractas que sean. Últimamente hemos grabado sonidos “folies” con Gabi, Manu y Diego en Soon In Madrid, antiguo Cinearte. Cuando nos preguntamos cómo suenan las garras de Gato en una u otra secuencia, si queremos uñas o no, la idea está ahí para guiarnos, si la respetamos y la discutimos con honestidad. Así, decidimos que reservamos las uñas de Gato para los planos cuando necesitemos expresar que ese es el momento de peligro y desesperación en el que Gato necesita sacar sus garras. O las saca o morirá.

La segunda es que la idea del corto no nace de necesidades de mercado, ni intención de fabricar juguetes. No todas las ideas son solo tapaderas para manipular o disfrazar intereses. El que piense eso se equivoca en hacer cine. La idea es un impulso creador, que cuanto más puro es, no diremos que hace mejor a la película, pero sí la hace más honesta, más auténtica, perdonables sus fallos, adorables sus virtudes.Hemos trabajado últimamente en el etalonaje, en la composición con Sergio Ochoa y el Mistika. Solo perseguimos la belleza, la ilusión en cada plano o fotograma.

La tercera es que mucha gente ha trabajado, creyendo en la idea, apostando en el bien común, teniendo fe en el futuro, y muchísima paciencia. Otra mucha gente en nuestro corto ha trabajado con nosotros sin pedir absolutamente nada a cambio. Solo por el mero hecho de ayudar, de colaborar, de trabajar codo con codo por una idea bonita. Tuvimos una reunión muy guay el otro día para acabar de rematar la composición de la secuencia introductoria inicial, con Jose y con Jorge. Este último nos decía que estaba encantado en colaborar en una cosa donde veía que tanta gente estaba tan junta haciendo algo tan bueno.

En definitiva, el corto entero se ha construido sobre una idea, que todos, incluido los más jefecillos hemos amado y respetado. Nada ni nadie, ni mucho menos los jefecillos están por encima de la idea. La producción se basa en plasmar esa idea, en comunicarla y compartirla. Cuando trabajamos en el corto la idea somos todos, nadie es más que nadie,  nadie es menos. Cuando la proyectemos, a partir del 11 de marzo, la compartimos con todos los demás, todo el público, todos por igual.

En fin, yo intentaba hablar del corto…


0 Responses to “zapatero a tus zapatos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Síguenos también en Facebook

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 22 seguidores más

febrero 2011
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  

Archivo


A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: