10
Dic
10

ayer corazón, hoy mente: una de referencias e inspiraciones

No son pocos quienes me han preguntado por las influencias de Blue y Malone.  De donde viene la idea, de donde bebe el corto y el airecillo cándido y nostálgico que despiden los personajes. Yo solo puedo responder a medias, porque los responsables de ese carisma son sobre todo Sergi Cardó, Julián Romero y Alex Sanvi, además claro está, del equipo de modelado y animación del corto al completo. Los dos primeros son los verdaderos creadores visuales de Blue y Malone. Si bien los personajes existian como idea flotante y difusa antes de Sergi y Julián, con su aportación ha venido a suceder algo parecido a lo que ha sucedido con el corto Blue y Malone, con respecto a la idea original de la película El Viaje Imposible. Blue y Malone es zumo concentrado, tan tan destilado, que ha desecho la película en jirones que habrá que volver a trenzar con nuevas telas traidas de los paises lejanos que hemos explorado con el corto.

Antes de Julián y Sergi existian Gato y Mortando, pero no Blue y Malone (por cierto, el nombre final del corto es de Gerardo). Estos úlimos son como el Batman Begins de las pelis de Batman, algo así. El propio Sergi, y luego Alex Sanvi, con la creación de la historieta semana tras semana, han venido a descubrirnos aspectos que no conocíamos de los personajes. Si tuviera que cifrar lo más bonito de la creación cinematográfica seria eso. La producción está viva, y es impresvisible. Los personajes evolucionan por caminos que te soprenden. Te ves revisando una animación y descubriendo cosas que jamás habrías imaginado. Hace poco incluso me ha sucedido animando a mi mismo.

Bueno, vamos al meollo.

Mortando Malone es hijo y nieto de algunos de estos personajes, en mayor o menor medida genética:

Peanuts de Schulz es pura poesia. No por manido, e hiper reproducido en camisetas de Gandia y tazas recuerdo de Villalpado o “te quiero mucho mama” hay que olvidar que estamos ante una de las más grandes obras del cómic de todos los tiempos. Un diseño de un personaje absolutamente único y genial en su simplicidad.

Por el propio ejercicio que supuso su concepción, Roger Rabitt sintetiza todo lo cartoon que puede tener un personaje. Sobre la base piramidal clásica de un payaso, encontramos en su personalidad al fracasado enamorado, al loco peligroso y al niño eterno que uno querría tener cerca.  Además, en parte,  de esta peli heredamos la rama detectivesca

Esto ya es más rebuscado. Al igual que con Pogo de Walt Kelly,  las Tortugas Ninja (originales) o el genial  Blacksad, en Howard the Duck (cómic muy poco publicado en España, con lo cual todos recordamos más la peli de los ochenta) se produce una mezcla de personaje de dibujitos metido a resolver dilemas y conflictos serios o realistas. De hecho Howard es un super héroe del mundo Marvel.

Ahondando en lo anterior, esto es lo más de lo más. Mortando Malone es un personaje, no diremos infantil, pero si pixariano, es decir apto para todos los públicos. Pero su relación con la realidad aspiro a que sea tan compleja, rica y cromática como la de El gato Frizt de Robert Crumb. Ah, el antifaz es un aporte – homenaje al grandioso Spirit, el original, el de Will Eisner

Un último apunte de imagen ral, ya que estamos ante un personaje mitad animación, mitad de imagen real. Siguiendo indicaciones del maestro José Cerro, sugerí al equipo de animación, para cada uno de los dos personajes principales (en realidad para todos) un solo y único actor de imagen real. En el caso de Mortando fue Peter Sellers, en su personaje de Inspector Clouseau. La diferencia entre el inspector y Mortando es que el primero es un ser mezquino de verdad, y en cambio Mortando es solamente idiota

Vamos con Gato

Gato posee entre sus ingredientes elementos de:

El débito de Blue y Malone a Monstruos S.A. es tan tan grande, que las primeras versiones de los personajes eran directamente una copia perruna y gatuna de Mike y Sully. Al principio nos lo decían todo el rato. ¿Que puedo decir? está película me marco tanto o más que El Apartamento. Blue y Malone le siguen debiendo muchisimo a Mike y a Sully (tanto como Mike y Sully le deben, por otro lado, al gordo y el flaco, o a Barrio Sésamo) pero ahora ya hay diferencias identitarias notables. Mortando Malone es más loco e ingenuo que Mike, mucho más quijotesco. Gato es un ser esencialmente deprimido y triste, con un conflicto descomunal con su propia “iunexistencia” que no tiene que ver con terceras personas. Si no fuera por Mortando, Gato se hundiria hasta desaparecer. Pero comparte con Sully su resolución, su fuerza, su monstruosidad y su lealtad sin límites.

Algunos miembros del equipo pensaban que Gato era un tigre por Hobbes, pero no es así. Tony, de los cereales Frosties fue mi primer amigo imaginario.

La idea de ser gigantesco, sobredimensionado, que destroza todo allá por donde pasa, viene de mi segundo amigo imaginario. Seguramente esta es la película que más veces he visto en mi vida (andará ahí ahí con Blade Runner y El Apartamento). la ne visto tantas veces que he identificado focos en los escenarios, cables, micros y la tapa de un bote de pintura en medio de un bosque (artificial, claro). La idea de la integración también procede de esta película, además de Roger Rabitt o Casper. ¿Quién no ha querido ser amigo de un Dragón?

Otro destrozador casero. La idea de que toda la aventura transcurra en una casa viene del primer album de Mot. El otro día lo comentaba con mi amigo Antonio. De niños esperabamos con impaciencia la salida el domingo de Mi Pequeño País, para ver a ese maravilloso granuja de tres toneladas. Todos eramos Leo.

Si Mortando es detective, Gato es inventor, y claro, también piloto. Y si lo es, es por Porco Rosso

Y esta es la referencia algo rebuscada de Gato, equivalente a Fritz o Howard en Mortando. Se trata de Concrete, la genial obra de Paul Chadwick.

Esta especie de “Ben Grimm-the thing” enorme y gris es un periodista y escritor de discursos políticos accidentalmente encerrado en un cuerpo extraterrestre. Esa es la versión extra oficial, claro. Lo que el gobierno explica es que Concrete es un cyborg experimental desarrollado por el gobierno. En fin, lo que podría asemejarse a un cómic de mutantes o superhéroes es una obra de ciencia ficción capaz de reflexionar de una manera maravillosa sobre la existencia humana, los sentimientos, las relaciones del hombre con la naturaleza y la soledad. En fin, cualquier tema que Concrete toca, ecología, cine, viajes y aventuras o amor, se convierte en una deliciosa y aguda metáfora, irónica a veces, sátirica otras o limpia, cruda y casi expresionista otras. De Concrete Gato ha heredado la característica de ser un ser tremendamente inteligente y sensible en el cuerpo de una bestia gigante, para colmo imaginaria. En definitiva, parte de su tristeza, tan importante que inunda su propio nombre.

Por último, la referencia actoral de Gato, un personaje silencioso que se expresa sobre todo con el cuerpo y la mirada es

Nadie, nadie se ha expresado con el cuerpo como lo hizo este hombre. Y si alguien me replica que Chaplin, pues me callo, igual que cuando digo que la mejor banda de rock son los who y alguien me dice la Creedence. Vale, y como débito final, no podían faltar

Respecto al mundo de Blue y Malone, hay muchas otras influencias. Desde Corto Maltes a Philip Marlowe por supuesto. Un canto a las aventuras clásicas, una recuperación del pasado, no por vintage, ni por esnobismo, sino por denuncia de cómo pensamos que no hay que desviarse de un camino que funciona y que aún no se ha recorrido hasta el final. Una especie de revolución tranquila que reivindica el futuro que había en el pasado que se desechó. La intención de recordar a los adultos el niño que fueron y que no deben volver a perder jamás.

Pero de todas las influencias, Calvin y Hobbes es la que más encarna la sabiduría de las pequeñas cosas. El orgullo de narrar con dibujitos, historias pequeñas que pueden encerrar sentimientos grandes, preguntas cósmicas. El otro día, mi amigo Albert me preguntaba si no me canso de pensar en Gato y Mortando desde hace ya tantos años (guión largo, teaser, guión corto, tira de cómic). la respuesta es Calvin y Hobbes (y también Peanuts claro, o Asterix y Obelix). La respuesta es que concibo el cine como un comic colectivo y algo costoso, pero una especie de cómic extrañamente “realificado”. Creo que importa que un personaje tenga una base desde la que partir, pero después, todo se convierte en una excusa. No importa si es Toy Story 3 o Batman Darcknight. Desde cualquier personaje se puede llegar a cualquier historia, a cualquier rincón del universo

Ahora bien, pretensiones aparte. Todos estos creadores han plasmado con genialidad obras inolvidables. Nosotros no estamos más que empezando. Nos toca plasmar. La palabra final os corresponde a vosotros. Ya falta menos para el estreno, damas y caballeros…


2 Responses to “ayer corazón, hoy mente: una de referencias e inspiraciones”


  1. 1 paloma
    diciembre 10, 2010 a las 2:24 pm

    de pretencioso no teiene na!!!
    eres grande, abraham! abrazo enormisisisisisimo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Síguenos también en Facebook

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a 22 seguidores más

diciembre 2010
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Archivo


A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: